Imagen noticia
Impulsen un manifest en defensa de l’atenció sanitària de proximitat i qualitat a la comarca
31 de enero de 2019
Imagen noticia
Més d’una vintena d’assistents a la presentació del llibre ‘3 nits de torb i un Cap d’Any’
4 de febrero de 2019

Cartes de la ciutadania

Crisis en Venezuela
La crisis provocada por el imperio norteamericano empieza cuando Chávez asume el poder en Miraflores el 2 de febrero de 1999.

A partir de entonces, con el apoyo de occidente, no han parado de tomar represalias en contra de su mandato. Cabe recordar que en su momento ya se tomaron represalias en contra de la población civil, actuaciones que quedaron impunes.

En la actualidad, con el pretexto de que haya elecciones inmediatas, tiene preparado un paquete de medidas de boicot económico y político con el fin de asfixiar a la población.

Con esta situación provocada por Estados Unidos, podría sin lugar a duda haber una guerra civil que costaría la vida a muchos inocentes.

Gritemos todos
¡¡NO A LA GUERRA!!
Y sí a la convivencia
Juan Martínez Martínez, de IU, antifranquista

La guerra fría nuclear de hoy
Noticia no tan noticia de hace ya un tiempo: Estados Unidos se desvincula del Pacto Nuclear con Rusia, según afirman, para rearmarse contra China. Me viene una cuestión a la cabeza: ¿Alguien se ha creído alguna vez la existencia efectiva y verdadera de la naturaleza del mencionado Pacto?

Todos los países relacionados con el tema nuclear han trabajado, trabajan y trabajarán en la sombra. En el panorama nuclear no hay pactos que valgan, todo es una gran mentira, y la razón es que todos quieren el inmenso poder que otorga el desarrollo nuclear. Estados Unidos, Rusia, China, Irán, las dos Coreas, India, Japón, e incluso Francia, siempre se han jactado de sus ensayos nucleares de cara al exterior y a la opinión pública, y tienen entre sus habitantes a grandes cerebros encargados de que la carrera nuclear no pare, aunque nos quieran vender otra historia.

El mundo sigue y seguirá en peligro a causa de la gran mentira en materia nuclear, y a causa de la falsedad de estos gobiernos.
José A. Ávila López